MISIÓN y VISIÓN
Através de los años el Instituto Italiano Enrico Fermi ha procurado que sus alumnos aprendan a aprender, tengan amor por la investigación, orgullo por el trabajo realizado, capacidad de adaptación y que se interesen en buscar la excelencia.

Además del aspecto intelectual dedicamos especial atención al emocional y físico.  La comunicación abierta y franca entre padres, colegio y alumnos, así como la preocupación por los buenos hábitos, son algunos de los aspectos que más nos preocupan en busca de una auténtica formación integral.

Nuestra misión es desarrollar habilidades y destrezas en los alumnos para facilitar el proceso de aprendizaje, haciendo énfasis tanto en lo académico como en lo formativo durante su vida escolar, y que estos conocimientos sean base sólida para su carrera universitaria, ya que vivimos en un mundo competitivo y necesitamos profesionales con una formación integral.

Nuestra visión es ser uno de los mejores centros educativos del país tanto en la educación académica como en la socioafectiva y contar con modernas estructuras y excelentes recursos humanos y didácticos para brindar una educación acorde con las nuevas tecnologías y la evolución de la sociedad.

Calendario de actividades

Ver Calendario Oficial MEDUCA: 2017, volver Arriba

LA ESCUELA Y LOS VALORES

"La mayor necesidad del mundo es la de hombres que no se vendan ni se compren; hombres que sean sinceros y honrados en lo más íntimo de sus almas; hombres que no teman dar al pecado el nombre que le corresponde; hombres cuya conciencia sea tan leal al deber como la brújula al polo; hombres que se mantengan de parte de la justicia aunque se desplomen los cielos." --Elena G. de White

El asunto de los valores en la escuela y en la familia es hoy, más que nunca, un tema de preocupación fundamental.

Ahora lo esencial es que la escuela transmita valores. Lo que se debe hacer es transmitir contenidos que pueden ser de cualquier índole, pero en un ámbito que tenga en cuenta los valores, con una forma de ser que demuestre que nuestra vida está basada en los valores, por el compromiso que tenemos con la sociedad en que vivimos. Todos los pedagogos actuales coinciden, en mayor o menor escala, en que esto es lo que hay que transmitir a las nuevas generaciones.

El verdadero maestro no debe satisfacerse con un trabajo de calidad inferior basado en los contenidos de las asignaturas. No puede contentarse con transmitir a los estudiantes únicamente conocimientos técnicos, con hacer de ellos excelentes bachilleres, contadores expertos, brillantes doctores, artesanos hábiles o comerciantes de éxito. Su ambición debe ser inculcarles principios de verdad, obediencia, organización, honor, integridad y pureza, principios que los conviertan en una fuerza positiva para la estabilidad y la elevación de la sociedad.

Es esencial que los estudiantes adquieran una buena comprensión y una clara percepción de los valores, de lo que es moralmente bueno. De otra manera, según Alberto Einstein, con nuestro conocimiento especializado, nos pareceremos mucho más a un perro bien adiestrado que a una persona armoniosamente desarrollada.

Asumamos entonces nuestras responsabilidades como estudiantes, como hijos dignos, como profesionales, como ciudadanos conscientes, como gobernantes, como seres humanos completos; cumplamos con nuestros compromisos, defendamos la verdad, hagamos el bien y luchemos por la igualdad y la justicia aunque ello nos cueste sacrificio.

Recordemos, estudiantes, que el éxito en la vida escolar radica sobre todo en la organización del trabajo, la disciplina, la distribución adecuada del tiempo y el hábito del estudio. Pero no olvidemos que una educación integral nos exige poner en práctica otra serie de actividades, desarrollar habilidades y formar hábitos relacionados con los valores. Por ejemplo, es importantísimo que nos esforcemos por autodisciplinarnos, pues las normas se han hecho para nuestro bien presente y futuro, aunque ahora no lo entendamos plenamente; para mejorar nuestro orden y aseo personal, el de nuestros salones, nuestra escuela, nuestra casa y del medio en general en que vivimos; para aprender a trabajar en equipo y a convivir rmoniosamente; para buscar el bien común y no solo el individual; para que seamos honestos, justos, tolerantes, respetuosos, solidarios y generosos.

Tampoco olvidemos que se tiende a vivir la cultura del “qué me importa”, del “sálvese quien pueda” y del “juega vivo”, cuando no hay solidaridad; que para justificar el mal proceder se responde “si todos lo hacen, yo también”, ya que no hay responsabilidad individual; que se vive del chisme, de la calumnia y del “qué dirán” cuando no hay buenos sentimientos, integridad y satisfacción personal. Combatamos la tendencia a valorar a los demás por lo que tienen y no por lo que son; no vivamos de las apariencias, de lo superficial; busquemos la esencia vital de las personas y de las cosas para poder ser eficientes y exitosos. Y hoy, sobre todo, vivamos alerta, porque enseñanzas muy negativas y perjudiciales nos llegan a través de los medios, de la publicidad, de las clases dirigentes y de mucha otra gente. Las recibimos a diario a través del descrédito, la ambición, el robo, el egoísmo y el abandono de las responsabilidades.

René De León G.
Basado en el artículo "La educación en valores; la educación como valor.", de Laura Gómez Rusca.

BIOGRAFÍA    (volver Arriba)

Enrico Fermi
(Roma, 1901 - Chicago, 1954) Físico nuclear italiano. Fue alumno de la Escuela Normal Superior de Pisa y se graduó en 1922. Entre este año y 1932 se desarrolló la primera fase de su actividad científica: la de la física atómica y molecular. En 1927 aplicó la "estadística de Fermi" a los electrones que se mueven en torno al núcleo del átomo, con lo cual estableció un método aproximativo para el estudio de muchas cuestiones atómicas ("método de Thomas-Fermi").

Enrico Fermi El segundo período de su labor en el ámbito de la ciencia se extendió entre 1933 y 1949, y estuvo dedicado a la física nuclear. En 1933 su teoría de la radiactividad "beta" dio forma cuantitativa al proceso de la transformación de un neutrón en un protón mediante la emisión de un electrón y un neutrino. Luego estudió la radiactividad artificial, descubierta por el matrimonio Joliot-Curie, y en 1934 descubrió la provocada por un bombardeo de neutrones; posteriormente vio que las sustancias hidrogenadas y en general los elementos ligeros podían disminuir la velocidad de los neutrones después de choques elásticos. Y así, en 1935-36 estudió las propiedades de absorción y difusión de los neutrones lentos.

Todo ello le valió en 1938 el premio Nobel de Física. A fines de aquel año se trasladó a los Estados Unidos; allí trabajó en la Columbia University de Nueva York, y luego, a partir de 1942, en la Universidad de Chicago, donde, tras las investigaciones llevadas a cabo con diversos colaboradores, hizo funcionar el 2 de diciembre de 1942 una pila de uranio y grafito, el primer reactor nuclear.

Terminada la guerra, se dedicó al estudio de los neutrones lentos y, en particular, de la difracción de los neutrones por diversos cristales. Durante el período 1947-49 realizó investigaciones teóricas y experimentales sobre las influencias mutuas existentes entre las partículas elementales y publicó un esbozo de teoría acerca del origen de los rayos cósmicos. La última fase de la actividad científica de Enrico Fermi empezó en 1949, comprendiendo una amplia serie de experiencias sobre las propiedades de difusión de los mesones por los protones, campo en el cual llegó asimismo a numerosos resultados fundamentales.

Además de unas doscientas memorias aparecidas en varias revistas de Italia y de otras naciones, publicó cuatro libros: Introduzione alla Fisica atomica (1928), Molecole e cristalli (1934), Thermodynamics (1937) y Elementary particles (1951). En 1953 fue nombrado presidente de la American Physical Society. Perteneció a muchas academias italianas y extranjeras, y fue galardonado en diversos países; una partícula subatómica, el fermión, y el elemento número 100 de la tabla periódica, el fermio, recibieron su nombre en su honor. La figura de Enrico Fermi destaca en la historia de la física no sólo por sus dotes de investigador, sino también por sus elevadas cualidades de maestro.

 

Circulares recientes

C-32-17 DESPEDIDA DEL PREESCOLAR [ver]
C-31-17 HORARIO DE SALIDA POR TRIMESTRALES [ver]
C-30-17 REUNIÓN - COLEGIATURA 2018 Y 2019 [ver]

[más]


Últimas Noticias

"Seminario de defensa personal" 

Lugar: Cancha del Instituto.
Fecha: 7 de mayo de 2017.
Hora: 9 a.m. a 12:00 p.m.
Boletos al: 6948-2687 ó 6266-1551

Cupos limitados... !

Clases de canto y música general para niños
Se ofrecen clases de canto y música general a niños de nueve años en adelante en las instalaciones del colegio. El curso tendrá un costo total de B/.260.00 ...[ver más]

"GREASE - SCHOOL EDITION"  *  "GREASE - VERSIONE SCUOLA"

Nos complace anunciar nuestro proyecto teatral para 2017

Fecha: 25 de Julio de 2017
Teatro La Huaca del Centro de Convenciones Atlapa
Hora 7:30 p.m.
Valor del boleto: $10.00

No te lo puedes perder... !

Asociación de Padres de Familia del Instituto Italiano Enrico Fermi
Haga clic en el siguiente vínculo para ver el  acta de constitución de la Asociación...[ver acta]

 

INSTITUTO ITALIANO ENRICO FERMI
Calle 72 San Francisco y vía Israel. Panamá, Rep. de Panamá
Tels. (507)302-2014 (507)302-2015 (507)302-2016
Apartado postal: 0823-05262
Horario de atención: Lunes a Viernes 7:15am a 2:30pm
email: info@fermi.edu.pa


Usted es el visitante No.: 0000470865

© - Didáctica Contemporánea, S.A.